Uno de los grandes retos de la película ‘Vitoria, 3 de Marzo’ es recrear fielmente, además de los propios acontecimientos, la ambientación y el vestuario de la época, aquella ciudad “de curas y militares” que estalló durante las huelgas de 1976.

Gran parte de la responsabilidad en todo ello será de Nerea Torrijos, la figurinista que encabeza el equipo de vestuario de esta producción, encargado de recrear la vestimenta de la época para los actores y figurantes (entre ellos, los ‘grises’), además de supervisar a los cientos de extras que participarán en la película.

La propia Nerea nos ha explicado el proceso de preparación de todo ello, la dureza de los primeros días de rodaje y la ilusión por participar en este importante proyecto cinematográfico.

Deja un comentario